Información sobre las vacunas contra la COVID-19

La siguiente información fue elaborada para este sitio web por profesionales médicos y expertos en salud pública, a partir de fuentes del gobierno canadiense, además de otras fuentes científicas y médicas. Esta información no constituye asesoramiento médico. Si tiene alguna pregunta con respecto a la vacunación contra la COVID-19, consulte siempre con un proveedor de atención médica calificado.

Vacunarse contra el virus que causa la COVID-19 lo ayudará a protegerse para no enfermarse o morir a causa de esta enfermedad. Además, para detener la propagación de la COVID-19 en Canadá, se debe vacunar a una cantidad suficiente de canadienses de manera que se detenga la transmisión comunitaria del virus.

Incluso si una persona no muere de COVID-19, puede llegar a tener complicaciones a largo plazo, como pérdida de memoria, cansancio, dificultades respiratorias inexplicables y lesiones pulmonares o cardíacas.

Si la suficiente cantidad de personas tiene inmunidad, es menos probable que el virus se propague. Necesitamos vacunar, al menos, al 75 % de la población para lograr la inmunidad de grupo y retomar nuestra vida cotidiana, reabrir los negocios y volver a abrazar y ver a los seres queridos.

No, todas las vacunas contra la COVID-19 son gratuitas.

A mitad de junio, el Comité Consultivo Nacional sobre Inmunización (NACI) actualizó sus recomendaciones acerca de la posibilidad de intercambiar las vacunas contra la COVID-19 para la segunda dosis. Ahora se prefiere una vacuna de ácido ribonucleico mensajero (ARNm) como la segunda dosis para las personas que recibieron una primera dosis de la vacuna de AstraZeneca, según evidencia que está surgiendo de una mejor respuesta inmunitaria de este calendario de vacunación combinado.

Si recibió una vacuna de ARNm (Pfizer-BioNTech o Moderna) como primera dosis, se le ofrecerá una vacuna de ARNm como segunda dosis. Es preferible que reciba el mismo tipo de vacuna que recibió la primera vez, a menos que no esté fácilmente disponible o que se desconozca, en cuyo caso es aceptable recibir el otro tipo de vacuna de ARNm. Ambas son igualmente seguras y efectivas.

Si recibió AstraZeneca como la primera dosis, puede elegir recibir AstraZeneca como la segunda dosis, pero el NACI recomienda ahora que reciba una vacuna de ARNm en la segunda dosis.

Todas las vacunas aprobadas para su uso en Canadá reducen igual y efectivamente la hospitalización y la enfermedad grave, y todas son 100 % efectivas en la prevención de la muerte por COVID-19.

El principal punto es que no debe esperar para vacunarse con las dos dosis y así obtener la protección total. Están emergiendo nuevas variantes del virus que causan más casos, hospitalizaciones y muertes, y la vacunación masiva es la única forma de detener esto.

Según el Ministerio de Salud de Canadá, y conforme a los ensayos clínicos en los que participaron decenas de miles de personas que se vacunaron:

Pfizer-BioNTech tiene el 95 % de eficacia después de las dos dosis;

Fuente:https://www.canada.ca/en/health-canada/services/drugs-health-products/covid19-industry/drugs-vaccines-treatments/vaccines/pfizer-biontech.html

Moderna tiene el 94 % de eficacia después de las dos dosis;

Fuente: https://www.canada.ca/en/health-canada/services/drugs-health-products/covid19-industry/drugs-vaccines-treatments/vaccines/moderna.html

AstraZeneca tiene el 62 % de eficacia después de las dos dosis (79 % en los estudios de América del Norte y del Sur).
Según datos reales, se observa que AZ tiene una eficacia de entre el 80 % y el 90 % para prevenir las hospitalizaciones.

Fuente:https://www.canada.ca/en/health-canada/services/drugs-health-products/covid19-industry/drugs-vaccines-treatments/vaccines/astrazeneca.html

Johnson & Johnson tiene una eficacia del 66% después de una dosis, y los datos en tiempo real muestran que la eficacia en prevenir las hospitalizaciones y que se presente la enfermedad de forma grave es superior al >90%.

Fuente:https://www.canada.ca/en/health-canada/services/drugs-health-products/covid19-industry/drugs-vaccines-treatments/vaccines/janssen.html

Las cuatro vacunas son muy eficaces para prevenir la COVID-19 grave, la hospitalización y la muerte.

La respuesta varía según las vacunas y las variantes.

Todas las vacunas contra la COVID-19 evitarán que la enfermedad se presente de forma grave o que la persona fallezca a causa de cualquiera de las variantes que circulan actualmente en Canadá.

Incluso los fabricantes de las vacunas que presentan una menor eficacia contra determinadas cepas están creando nuevas versiones de dichas vacunas para que estas funcionen mejor contra las nuevas variantes y sean eficaces en los meses y años venideros, de modo que es probable que en el futuro reciba dosis de refuerzo.

En el caso de Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca, se requieren dos dosis porque la primera «prepara» la respuesta inmunitaria del organismo: el cuerpo aprende a generar anticuerpos para combatir la COVID-19. Y la segunda dosis la «potencia» para lograr una inmunidad más fuerte y duradera. Ambas dosis son necesarias para lograr una inmunidad completa.

Se realizaron pruebas de la vacuna de Johnson & Johnson y se demostró que esta protege a las personas y genera inmunidad con una sola dosis.

Pfizer-BioNTech y Moderna: vacunas de ARNm.

Una pequeña porción de ácido ribonucleico mensajero (ARNm) que produce la proteína de la espícula del virus entra en las células y le enseña al cuerpo a generar anticuerpos contra el virus que causa la COVID-19. Este ARNm se destruye en cuestión de horas, pero deja las instrucciones.

AstraZeneca y J&J: vacunas con vectores virales.

Estas vacunas utilizan un virus inofensivo (como el del resfriado común) que se ha debilitado y modificado para añadirle una parte de la proteína de la espícula del virus que causa la COVID-19. Se produce el mismo proceso que con las vacunas de ARNm anteriores, que hace que nuestro cuerpo genere anticuerpos y active otras células inmunitarias.

Ninguna interactúa con el ADN ni lo altera

y ninguna contiene el virus activo que causa la COVID-19.

Todas tienen efectos secundarios similares: dolor en el lugar de la inyección, cansancio, fiebre o síntomas parecidos a los de la gripe, dolor de cabeza y dolores musculares o articulares leves.

El Ministerio de Salud de Canadá ha aprobado las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Janssen (Johnson & Johnson) para su uso en Canadá.

No. Recibir cualquier vacuna, incluida la vacuna contra la COVID-19, no afectará a los resultados de la prueba de COVID-19, ya que no es una vacuna atenuada.